Escoja su idioma

Un poco de historia

Egypte
 
Roue
 
Leonardo Davinci
 
Train Revo ind
Spacer El rodamiento tiene su nombre y su origen de los “cuerpos rodantes”, tales como el rodillo de madera que utilizaban los Egipcios en la época de los faraones.

Este procedimiento permitió:

aumentar la velocidad de desplazamiento
resolver el problema de fricción
disminuir el lado pesado de las tareas

Si nuestro rodamiento le debe mucho al rodillo de madera, también se inspiró mucho de la rueda. Es el principio de la rotación que los reune, pues cada uno gira sobre un eje. Entonces, el problema a solucionar era el siguiente: luchar contra la fricción por la rotación, aumentando la velocidad.

Leonardo da Vinci fue el primero en dibujar una pieza capaz de resolver este problema. El precursor del rodamiento había nacido…¡pero únicamente sobre el papel!!!

El verdadero cambio histórico del rodamiento fue la Revolución Industrial. El rodamiento se adaptó a su entorno (de ahi los distintos tipos de rodamientos) y contribuyó en los progresos técnicos, en el desarrollo de la industria y, en consecuencia, en los modos de vida.


¿Quién inventó el rodamiento?

La idea de reemplazar la fricción de deslizamiento por la de la rodadura viene de las civilizaciones más antiguas.

Ciertos bajo-relieves egipcios representan el transporte de enormes bloques de piedra, destinados a la construcción de monumentos, que la gente hacía deslizar sobre troncos de árboles que servían de rodillos.
 
Los restos de una plataforma giratoria que proviene de un barco del emperador Caligula, encontrados en el fondo del lago de Nemi en los años 1930, son los testigos de que los rodamientos rudimentarios se utilizaban desde la Antigüedad.
Se puede considerar esta plataforma como uno de los primeros ejemplos de rodamiento de tope, es decir de un rodamiento dedicado a soportar cargas directas y en rotación sobre su eje.
 
En el siglo XV, Leonardo da Vinci descubrió el principio del rodamiento. Este último se dió cuenta de que la fricción sería menos importante si las bolas no se tocaran. Entonces, desarrolló separadores que permitían a las bolas evolucionar libremente.
Se inventó otra vez este mecanismo durante el siglo XVIII cuando se patentó, en Inglaterra, un eje para coches de caballos equipados con una corona de bolas en rotación en gargantas de sección semi-circular realizadas en el eje.

De Vinci
Spacer En el siglo XIX, se asiste al nacimiento de una multitud de aplicaciones y de perfeccionamientos de los rodamientos, gracias a los progresos realizados en la misma época en el sector de la metalurgía y de la técnica.
 
El croquis de Leonardo da Vinci
“Las ciencias mecánicas son las más nobles y útiles entre todas, porque gracias a ellas todos los cuerpos animados ejecutan la operación para la cual se diseñaron.”